• La diputada provincial de Cs se ve obligada a abandonar el pleno tras un “espectáculo lamentable en el que María Eugenia Limón se ha olvidado de que representa a todos los onubenses y ha perdido los papeles y las formas”

La portavoz del grupo provincial de Ciudadanos (Cs) en la Diputación de Huelva, María Ponce, ha criticado el “espectáculo lamentable, marcado por el sectarismo y la vulneración de derechos por parte de la presidenta de la institución, María Eugenia Limón” que se ha vivido esta mañana en el pleno de la institución provincial tras el que se ha visto obligada a abandonar el salón de plenos. “La presidenta de la Diputación ha confundido su papel con el de secretaria general del PSOE de Huelva. Se ha olvidado de que representa a todos los onubenses y ha ejercido exclusivamente como secretaria de los socialistas”, ha explicado.

Ponce, que ha exigido “una rectificación y disculpas públicas” a Limón, ha asegurado que “nos parece fuera de lugar el comportamiento de la presidenta de la Diputación” y ha añadido que “la señora Limón acaba de demostrar que no está capacitada ni cualificada para estar al frente de un organismo como la Excelentísima Diputación de Huelva”.

La diputada del partido liberal ha relatado que, “durante mi intervención en el debate de una moción, en la que he dicho que hay una infrafinanciación por parte del Gobierno central a Andalucía como castigo porque los andaluces en su día decidieron sacar al PSOE del Gobierno de porque robaban a manos llenas a los andaluces, como certifican varias sentencias que condenan a dos expresidentes y varios altos cargos, la presidenta me ha interrumpido para decir que era un insulto y que no iba a permitir que se hiciera ninguna alusión a este asunto hasta el 19 de junio”. “La presidenta ha perdido los papeles y las formas, ha insultado también al PP, hasta el punto que hemos tenido que abandonar el pleno ante esta actitud partidista y sectaria”, ha abundado Ponce.

La portavoz naranja ha pedido amparo al secretario de la Diputación, pero “Limón no ha consentido que interviniera pese a que es la persona que tiene que velar por el cumplimiento del reglamento y el buen desarrollo de los plenos no ha podido intervenir”.

Finalmente, Ponce, que ha denunciado públicamente que “ha coartado mi derecho como diputada provincial de expresarnos libremente y de representar a los onubenses que nos ha votado y a quienes nos debemos”, ha criticado que Limón insistiera en que “no va a permitir que nadie utilice ningún argumento contrario al PSOE en los plenos de Diputación, una prueba más de su sectarismo”.