• La coordinadora de Cs destaca los más de 3 millones de euros en incentivos para la creación y mantenimiento de 974 puestos de trabajo para personas con discapacidad en la provincia

“Ciudadanos se ocupa de que todos los onubenses tengan las mismas oportunidades para acceder a un empleo. Sólo de esta forma se consigue reducir las listas del paro como lo estamos haciendo”. Con estas palabras ha valorado María Ángeles Muriel, coordinadora de Ciudadanos (Cs) en Huelva, que la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo haya destinado este año 3.177.500 euros en incentivos para la contratación de personas con discapacidad, “ayudas que permiten crear, mantener o adaptar 974 puestos de trabajo, tanto en Centros Especiales de Empleo como en empresas ordinarias”.

Muriel ha abundado en que “en Ciudadanos somos conscientes de la desventaja que afronta este colectivo a la hora de encontrar un empleo, por lo que hemos aumentado nuestro empeño para apoyar y fomentar la integración laboral de las personas con discapacidad, sobre todo en el ámbito de los Centros Especiales de Empleo, en tanto que no sólo buscan la integración laboral, sino también social de este colectivo”.

No obstante, ha destacado la portavoz del partido liberal, una de las líneas de incentivos, dotada con 795.000 euros, se dirige expresamente a financiar la creación de empleo indefinido para personas con discapacidad en empresas ordinarias, con ayudas que oscilan entre los 4.750 euros por cada nuevo contrato a jornada completa y 3.907 euros por la transformación de uno de duración determinada en indefinido.

“Estas políticas llevan el sello indiscutible de Ciudadanos, como todas las medidas liberales que hemos adoptado desde el Gobierno de la Junta y que están dando sus frutos”, ha insistido Muriel, que ha recordado “cómo nos hemos volcado en la creación de empleo impulsando el crecimiento económico, pese al freno que ha supuesto la pandemia de la Covid-19”.

Así, la coordinadora de Cs ha repasado “las distintas rebajas de impuestos aprobadas, que ha permitido que el dinero siga en las empresas y en los bolsillos de los ciudadanos, favoreciendo la inversión y el consumo; la simplificación de la maraña burocrática, que era un auténtico muro para los emprendedores; la automatización en los procesos de resolución de las ayudas, para que los beneficiarios las reciban en un plazo inferior a tres meses, entre las que se encuentran aquellas enfocadas al mantenimiento del empleo y a los trabajadores en situación de ERTE por la pandemia; o la recuperación, con transparencia y garantías jurídicas, de la Formación Profesional para el Empleo, que estuvo paralizada durante una década por la oscura gestión de los gobiernos anteriores”. “Todas estas medidas han estado impulsadas por las consejerías naranjas de Empleo y Transformación Económica”, ha concluido.