• El Grupo Municipal de Cs critica el desprecio mostrado por el equipo de Gobierno en el último pleno al zanjar con un “próximamente” el drama que viven estos vendedores que llevan meses sin ningún tipo de ayudas

El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Huelva, Guillermo García de Longoria, ha lamentado que el equipo de Gobierno siga sin dar respuesta a las 200 familias onubenses que desarrollan su actividad en el mercadillo de la ciudad y que llevan tres meses sin poder ejercer su actividad, sin ningún tipo de ayuda de la Administración y que se sienten discriminados ya que Huelva es la única capital de provincia de Andalucía que no ha puesto las medidas necesarias para poder reabrir esta actividad comercial.

García de Longoria ha criticado el desprecio con que el equipo de Gobierno trató en el último pleno a estas familias al zanjar con un “próximamente” la pregunta realizada por el Grupo Municipal de Ciudadanos, “que sólo hemos trasladado la preocupación de unas familias de Huelva que se han quedado sin recursos, a las que se les prohíbe ejercer su actividad cuando ya han reabierto el resto de comercios y a los que el Ayuntamiento de la capital ni siquiera les ofrece una reunión para tratar sus problemas y un plazo para que puedan poner en marcha sus negocios”.

En este sentido, Ciudadanos exige al Ayuntamiento que se reúna con los representantes de estas 200 familias, que establezca un protocolo sanitario y de seguridad en los terrenos del Recinto Colombino ampliando el espacio entre los puestos ya que hay terreno más que suficiente, que en ese espacio establezca un recorrido para evitar aglomeraciones y que estudie la exención o la bonificación de las tasas de las licencias que otorga para ejercer esta actividad hasta que el sector recupere la normalidad en sus ventas.

El portavoz de Ciudadanos ha explicado que “no hay motivo para que no se haya reanudado esta actividad ya que se desarrolla al aire libre, al contrario que muchos centros comerciales, supermercados o tiendas que son espacios cerrados y ya están abiertos, y con las correspondientes medidas de uso de mascarillas, desinfección de manos y distancia social sería suficiente para volver a la actividad”. “El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, no está cumpliendo su palabra de no dejar a ningún colectivo atrás en la salida de esta crisis provocada por el Covid-19. Hay 200 familias en Huelva a las que considera de segunda categoría y que se encuentran totalmente abandonadas a su suerte por el Ayuntamiento de la capital”, ha concluido García de Longoria.