• El Grupo Municipal denuncia que con esta decisión del equipo de Gobierno deja fuera a cientos de familias onubenses que necesitan en estos momentos acceder a esta iniciativa puesta en marcha por la Junta

La viceportavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Huelva, Noelia Álvarez, ha lamentado que el equipo de Gobierno haya impedido a los técnicos municipales asistir a la reunión de coordinación para poner en marcha la tarjeta monedero impulsada por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, “una decisión que puede dejar fuera de esta ayuda a decenas de familias onubenses que en estos momentos tienen dificultades para poder conseguir alimentos diariamente”.

Álvarez ha explicado que, como se está haciendo en toda la comunidad autónoma, la Junta de Andalucía ha organizado una reunión con todos los agentes y organizaciones implicados para poner en marcha esta ayuda que en la provincia de Huelva puede beneficiar a 2.600 familias, a la que estaban convocadas todas las administraciones y organizaciones sociales que, como Cruz Roja, van a participar en la aplicación de esta medida y seleccionar a las familias que tienen más necesidades para que puedan recibir esta tarjeta con la que se pueden comprar productos básicos de alimentación, higiene y limpieza en supermercados y tiendas de proximidad con una cantidad que va de 150 a 250 euros y que se puede renovar mensualmente.

La portavoz de Ciudadanos ha mostrado su sorpresa al conocer que el Ayuntamiento de Huelva ha informado oficialmente de que no autorizaba al personal técnico del consistorio a asistir a la reunión de puesta en marcha de la tarjeta monedero argumentando que querían más participación, lo que se traduce en que no han podido trabajar los Servicios Sociales Comunitarios de la ciudad en el proceso de selección, “lo que va a suponer que muchas familias se queden fuera porque no se pueden cruzar los datos, que se retrase el proceso de selección y, por lo tanto, la llegada de ayudas, y que al final tengan que ser las ONG las que tengan que hacer todo el trabajo, duplicando sus esfuerzos, mientras al personal técnico de la administración se les impide colaborar para ayudar a los más necesitados”.

Álvarez ha mostrado su indignación porque “el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Huelva quiera hacer política con los más débiles, con argumentos partidistas que no se sostienen y que va a provocar que las personas con menos recursos, las familias que necesitan una tarjeta monedero para comprar productos básicos vean retrasada esta ayuda o no accedan porque la Concejalía de Políticas Sociales e Igualdad de la capital prohíbe a sus técnicos asistir a las reuniones”.