• El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Ignacio Acebedo, recuerda que “esta cita cultural supone siempre una importante inyección económica para un sector muy castigado por la crisis del coronavirus”

El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Niebla, Ignacio Acebedo, ha propuesto al equipo de Gobierno local que utilice parte de las partidas presupuestarias destinadas habitualmente al Festival de Teatro y Danza Castillo de Niebla a buscar alternativas para evitar que el impacto de la suspensión de esta cita cultural, principal reclamo de visitantes en el municipio, “sea tan negativo en la hostelería del municipio”.

Acebedo, que comparte que el principal objetivo en estos momentos es preservar la salud de los iliplenses y asume la necesidad de la suspensión del Festival de Teatro y Danza, ha propuesto la búsqueda de alternativas para paliar sus consecuencias en la industria hostelera, “para quien esta cita veraniega supone siempre una importante inyección económica”, en un escrito registrado en el Ayuntamiento, en el que el Grupo Municipal de la formación naranja propone el “uso de las partidas presupuestarias destinadas a este evento en la reactivación económica de Niebla”.

El portavoz municipal de Cs ha asegurado que la cancelación del Festival Castillo de Niebla “ha caído como un jarro de agua fría” entre los propietarios de restaurantes, bares, cafeterías y otros establecimientos de la localidad, uno de los sectores más perjudicados por el estado de alarma decretado para la contención de la pandemia de la covid-19, por lo que, ha añadido Acebedo, “necesitan toda la ayuda posible de su Ayuntamiento”.

Asimismo, el concejal de la formación naranja ha celebrado que el pleno municipal extraordinario celebrado el pasado abril aprobara la rebaja de las tasas de las terrazas a los hosteleros iliplenses que había propuesto Ciudadanos, dentro de una amplia batería de medidas para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia.

Finalmente, Acebedo ha lamentado la “escasa comunicación” del equipo de Gobierno con el resto de grupos municipales durante estos meses de confinamiento, toda vez que el último pleno ordinario se celebró en diciembre y posteriormente dos extraordinarios, uno en enero y otro en abril. “No hemos tenido ni reuniones ni se nos ha informado de nada pese a que mandamos un escrito ofreciéndonos en todo lo necesario”, ha criticado.