• El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento lepero, Juan Carlos Gómez lamenta que el equipo de Gobierno tarde 309 días en pagar a proveedores y aplaude que se haya consensuado el plan de playas

“Desilusionante y lleno de pesimismo”. Con estas palabras ha calificado el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Lepe, Juan Carlos Gómez, el presupuesto municipal para 2020 aprobado, con el voto en contra de Cs, en el pleno de mayo, celebrado telemáticamente. En su opinión, se trata de un presupuesto “de parcheo” que “muestras que el PP sigue sin un proyecto para Lepe” y ha lamentado que no se haya consensuado con el resto de grupos municipales “cuando las circunstancias que estamos viviendo así lo exigían”.

En particular, Gómez ha criticado que las cuentas municipales “son poco realistas, incluye partidas repetitivas y pone en riesgo la estabilidad económica del propio Ayuntamiento” en tanto que “no cumple el plan de ajuste al que está sometido desde 2012, recoge una deuda viva todavía de casi 30 millones de euros y casi cuatro millones en gastos sin justificar; así como subvenciones incontroladas”. El concejal ha abundado en que estas cuentas “incumplen la regla de gasto exigida por Hacienda y no presentan el plan económico financiero de reequilibrio, ni reduce los gastos de funcionamiento un 5 por ciento como exige Hacienda”. En definitiva, el portavoz de la formación naranja ha considerado que “este presupuesto no es el que Lepe necesita para salir del pozo en el que el PP nos ha metido durante años”.

Asimismo, el concejal de Cs ha denunciado que el presupuesto pone de relieve que el Ayuntamiento de Lepe paga a sus proveedores a los 309 días cuando la obligación legal es de 30, lo que, ha insistido, “pone en riesgo la viabilidad y la continuidad de muchas de estas empresas”.

Por otra parte, Gómez ha celebrado que el pleno haya aprobado por unanimidad un convenio para la puesta en valor de la almadraba de Nueva Umbría; la aprobación de la base reguladora de concesión de ayudas urgentes para autónomos y pymes, consensuado por todos los grupos, “que próximamente podrán solicitar todos nuestros comerciantes”, así como el plan de contingencia de playas para este año condicionado por el Covid-19, para que Lepe sea un destino seguro y pronto se pueda reactivar el turismo en el municipio”.