• El portavoz provincial de Cs defiende “la agricultura como pilar fundamental de la economía” y pide “determinación al Gobierno de Sánchez para adoptar medidas de apoyo como hace la Junta”

El portavoz provincial de Ciudadanos (Cs) y vicepresidente del Parlamento de Andalucía, Julio Díaz, ha mostrado su respaldo “firme” a los sectores estratégicos de la provincia de Huelva, entre los que ha citado a la agricultura y el turismo, que “son los que nos sacarán de esta crisis económica impulsando la reactivación económica y la recuperación del empleo”, originada por la pandemia del coronavirus.

En particular, Díaz ha subrayado que “la agricultura es un pilar fundamental en la economía de Huelva, al que hay que cuidar desde la responsabilidad y el compromiso de impulsar la actividad con todo lo que ello comporta en lo económico, en lo social y en lo laboral”, no en vano la provincia es líder en Europa en producción de frutos rojos, cuyas exportaciones el año pasado alcanzaron las 348.000 Tm, y generan 102.000 empleos directos, “sostenidos por miles de autónomos y cooperativistas que se la juegan cada día, en medio de una crisis sanitaria con su ilusión intacta pero su patrimonio en vilo, para alimentarnos”; y ha defendido “las buenas prácticas de los empresarios, preocupados por garantizar unas buenas condiciones a los trabajadores y, en particular, a las temporeras que conforman el contingente procedente de Marruecos, como demuestran iniciativas como el Prelsi” (Plan de Responsabilidad Ética, Laboral y Social) de Interfresa.

El portavoz naranja ha recordado que la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, propuso un paquete de medidas de apoyo al sector primario, que “Sánchez desoyó irresponsablemente”, entre las que se incluía más protección y cuidados a los profesionales agrícolas frente al coronavirus, con una provisión reforzada de mascarillas, guantes y establecimiento de distancias de seguridad para toda la cadena de suministro, así como “catalogar la agricultura, la ganadería y la pesca como sector prioritario dentro del estado de alarma”. Este decálogo incluía, según ha detallado Díaz, “apoyar a la Comisión Europea en la creación de una Iniciativa de Inversión de Respuesta del Covid-19 con 37.000 millones de euros de la política de cohesión europea que permita a nuestros agricultores resistir esta emergencia”; además de “más flexibilidad para disponer de fondos de desarrollo regional para paliar los efectos económicos nocivos que deje la pandemia”. Por lo que ha pedido “determinación” al Gobierno de Sánchez para respaldar al sector.

Por el contrario, el parlamentario onubense ha destacado las medidas de apoyo financiero destinadas a amortiguar los efectos económicos de la pandemia en estos sectores aprobadas por el Gobierno de la Junta de Andalucía, con un marcado sello naranja, con el objetivo de “dotar de liquidez a las empresas y contribuir al mantenimiento de la actividad y del empleo”. En concreto, se ha referido a medidas como el aval del 100 % de los préstamos concedidos por Garántia (Sociedad de Avales y Garantías de Andalucía); la financiación del importe total de las comisiones de estos préstamos; la subsidiación de los intereses y comisiones de los préstamos garantizados por esta sociedad y por la Junta, con cargo al Fondo Público Andaluz para la Financiación Empresarial y el Desarrollo Económico; y las cuotas de amortización que venzan con posterioridad al periodo de carencia y hasta el 31 de diciembre, por un importe de 3.000 euros.

Díaz ha señalado, además, que agricultores, ganaderos y pescadores onubenses “sufren otras dificultades añadidas a esta crisis sanitaria como la crisis de bajos precios, nuevos aranceles o el Brexit”. Así, el portavoz de Cs ha lamentado “la notable incapacidad del Gobierno de Sánchez para defender nuestros intereses en Europa, de modo que nuestros productos puedan competir en igualdad de condiciones respecto a terceros países, por la inclusión del fruto rojo en la PAC, más importante ahora que nunca, o la flexibilización de los fondos”.