• El portavoz provincial de Ciudadanos critica que el Gobierno “castigue a los onubenses y los andaluces por haber contenido” la crisis sanitaria y pide que “rectifique” y “no dificulte la recuperación económica de la provincia”

El portavoz provincial de Ciudadanos (Cs) y vicepresidente del Parlamento de Andalucía, Julio Díaz, ha denunciado lo que considera un “nuevo agravio del Gobierno de Sánchez e Iglesias con Huelva y con Andalucía”. Díaz ha señalado que el criterio para el reparto de los 16.000 millones de euros destinados a las comunidades autónomas para hacer frente los gastos extraordinarios ocasionados por la lucha contra el coronavirus y sus consecuencias económicas y sociales “castiga a una provincia que ha sabido frenar el virus”, por este motivo, ha exigido a Sánchez que “rectifique”.

Entendemos que se pondere en el reparto la incidencia del Covid-19, pero no reduciendo al 20 % el peso del factor poblacional en el tramo de 10.000 millones de euros, lo que, en la práctica, supone la pérdida de casi 600 millones de euros para Andalucía”, ha afirmado el portavoz del partido naranja, que ha pedido al secretario del PSOE en Huelva y presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo, que “se pongan del lado de los onubenses” y reclamen a la ministra de Hacienda y exconsejera de la Junta, María Jesús Montero, que, “como ha defendido siempre, tenga en cuenta la población andaluza, que representa el 20 % de la población de España, para calcular lo que nos corresponde de la financiación”.

Díaz ha incidido en que, “con este sistema de reparto, se castiga a una provincia que ha mantenido en las cotas más bajas de España la incidencia del virus”, que ha vinculado “a la respuesta de los onubenses, que han dado ejemplo de contención, responsabilidad y disciplina social; al esfuerzo titánico de los sanitarios y a la prevención y anticipación del Gobierno de la Junta, que había comenzado ya a robustecer la sanidad pública andaluza, nutriéndola en plena crisis de más profesionales y uniéndose para luchar contra el Covid-19 con la sanidad privada”, con medidas como la contratación de 5.000 sanitarios, la medicalización de hoteles y residencias o los planes 9.000 y 15.000, que “han supuesto un coste extraordinario en las cuentas andaluzas”.

El parlamentario andaluz ha lamentado, además, que el reparto de los fondos “privilegia a las comunidades autónomas en las que se asientan los partidos que apuntalan el Gobierno de Sánchez, tales como el País Vasco, que ya tiene una financiación privilegiada, o Cataluña”, al tiempo que “castiga a la comunidad que, teniendo más población, ha tenido que afrontar la crisis a pulmón desde el principio, aportando sus propios recursos mientras se espera que lleguen los que había vendido a bombo y platillo Sánchez”.