• La diputada provincial de Cs destaca que Huelva recibe 311.637 euros en ayudas familiares tras aprobar la Consejería de Igualdad un crédito autofinanciado que se suma al Fondo Social Extraordinario

“La administración andaluza, de la mano de Ciudadanos, está haciendo el mayor esfuerzo económico y social de los últimos años, esfuerzo que está permitiendo que las ayudas lleguen no sólo a los municipios que tienen que multiplicar sus funciones para hacer frente a la crisis sanitaria y socioeconómica que ha provocado la pandemia del coronavirus, sino también, y sobre todo, a las familias más desfavorecidas, familias a las que esta crisis ha puesto en un riesgo muy severo de exclusión y con las que tenemos la obligación política y moral de volcarnos”, explica María Ponce, portavoz de Ciudadanos (Cs) en la Diputación Provincial de Huelva.

Así, Ponce ha destacado que la provincia de Huelva va a recibir un total de 311.637 euros tras aprobar la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, dirigida por la consejera naranja Rocío Ruiz, una transferencia para el programa de Ayudas Económicas Familiares. De este montante, la Diputación Provincial recibe 141.283 para los municipios de menos de 20.000 habitantes, mientras que el resto del fondo se distribuirá entre la capital, Lepe, Almonte, Aljaraque, Moguer, Ayamonte e Isla Cristina. “La Junta vuelve a acordarse de la Diputación Provincial de Huelva, a pesar del desdén al que el PSOE somete a la administración andaluza desde que no es su partido el que está en el Gobierno, lo que demuestra que no todos tenemos la misma condición ni los mismos objetivos cuando alcanzamos puestos de responsabilidad”, que, en el caso de Cs, ha aclarado, “se centran en gestionar con cordura y tener siempre en mente a los más desfavorecidos de nuestra sociedad”.

“Estas ayudas son fundamentales, porque propiciarán que los menores puedan permanecer en sus núcleos familiares ante situaciones coyunturales de necesidad” como las que está provocando la crisis del Covid-19, que ha hecho que aumenten de una forma “sobrecogedora” las familias que demandan ayuda para hacer frente a gastos tan básicos como la luz, el agua, el gas o el alquiler de la vivienda. “Es una situación dramática a la que tenemos que hacer frente” y ante la que la administración autonómica, de la mano de Ciudadanos, “está demostrando estar a la altura, cumpliendo su compromiso de intentar no dejar a nadie atrás por las consecuencias de esta pandemia”.