• El portavoz provincial de Ciudadanos, Julio Díaz, recuerda que estas ayudas, “dirigidas directamente a las empresas”, están condicionadas al mantenimiento de los puestos de trabajo de los centros

El portavoz provincial de Ciudadanos (Cs) y vicepresidente del Parlamento de Andalucía, Julio Díaz, ha destacado que la convocatoria de ayudas a las escuelas infantiles impulsada por la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, dirigida por el consejero naranja Javier Imbroda, “asegura la continuidad de 94 empresas y sus puestos de trabajo en Huelva“. Díaz ha señalado que la cifra de los centros de la provincia que han solicitado acogerse a la ayuda, 109, suponen un 81 % de las 135 escuelas infantiles adheridas, y ha recordado que “estas ayudas extraordinarias están condicionadas al mantenimiento de los puestos de trabajo”.

Díaz ha subrayado la “sustancial inversión” destinada a estos centros de educación infantil en la comunidad, con más de 15 millones de euros mensuales, “con los que la Junta va a garantizar el mantenimiento de unos 10.000 puestos de trabajo cuya continuidad estaba en peligro” como consecuencia del cierre forzoso durante el periodo de estado de alarma decretado por la crisis del coronavirus, según ha agregado. De hecho, el 90 % de las escuelas infantiles de Andalucía se han acogido a esta ayuda. La cuantía subvencionada ronda los 180,20 euros por alumno, lo que supone un 86,2 % del coste de la atención socioeducativa en periodo normal, que es de 209 euros por alumno, ha apuntado el portavoz de Cs.

El parlamentario del partido naranja ha resaltado asimismo la “rápida actuación” de la Consejería que dirige Javier Imbroda para poner en marcha una medida que “resulta fundamental para que nadie se quede atrás” en el sector de las escuelas infantiles, así como el hecho de que la convocatoria “se realice en un plazo de quince días, cuando en condiciones normales harían falta seis meses para desarrollar un procedimiento de este tipo”, ha apostillado.

La medida, según ha explicado Díaz, ha implicado una modificación normativa que ha permitido que las subvenciones destinadas a las familias por parte de la Junta de Andalucía pasen a las empresas en este periodo de suspensión de actividad como consecuencia del referido decreto de estado de alarma.