• El portavoz provincial asegura que “los bajos precios en origen, los impuestos crecientes o la competencia desleal inciden en un sector estratégico que vive una situación insostenible”

El portavoz provincial de Ciudadanos (Cs) y vicepresidente del Parlamento de Andalucía, Julio Díaz, ha mostrado el “apoyo sin fisuras a los agricultores y ganaderos onubenses”, que pasan por una situación “insostenible”, y el “respaldo” de Cs a “la tractorada que han protagonizado nuestros agricultores que claman en Huelva por la supervivencia del campo andaluz”, un sector que representa el 10 % del empleo de la comunidad autónoma y el 8 % del PIB. “Sólo el sector de los frutos rojos aporta el 10 % del PIB en la provincia y uno de cada dos puestos de trabajo que se crean en Huelva es en el sector agrario”, ha señalado Díaz.

El portavoz naranja ha subrayado que “los bajos precios en origen, los impuestos crecientes a los productos extraídos del campo, la competencia desleal, la falta de controles a los países de fuera de la Unión Europea son problemas que inciden sobre un sector estratégico que vive una situación insostenible y que acabará provocando el cierre de explotaciones y el abandono de los pueblos”.

Por este motivo, el parlamentario andaluz ha insistido en que “hay que tomar medidas que garanticen una rentabilidad adecuada a nuestros productores y ganaderos, evitando los posibles abusos de determinados agentes del mercado, de modo que perciban un precio justo por su actividad”. En este sentido, ha recordado la PNL (Proposición No de Ley) que el Parlamento de Andalucía aprobó, a instancias de Cs, que exige al Gobierno reformar la cadena alimentaria, que, partiendo de los costes reales de producción, garantice al agricultor y ganadero una rentabilidad adecuada y, a partir de aquí, a todos los eslabones de la cadena de producción.

La propuesta de Cs recoge, además, como ha señalado Díaz, “llevar a cabo controles para que los productos que llegan a España desde otros países y continentes lo hagan en las mismas condiciones y requisitos que se exigen a las producciones nacionales” porque, de lo contrario, ha incidido “se produce una competencia desleal e insostenible para los productores andaluces y onubenses”. En este sentido, el portavoz naranja ha recordado el compromiso que el europarlamentario de Cs, Jordi Cañas, trasladó hace una semana a la Asociación de Citricultores de la Provincia de Huelva y a los representantes de Freshuelva: “No tenemos que adoptar medidas proteccionistas, pero sí proteger a nuestros agricultores de una competencia desleal”, porque, defendió, “no podemos exigir unos controles fitosanitarios y unas condiciones de producción a nuestros agricultores que después no exigimos a países terceros”.

Finalmente, Díaz ha calificado como “insuficientes” las medidas adoptadas por el Consejo de Ministros la semana pasada para solventar la situación en el campo. Pero, ha subrayado, “mientras el presidente de la Junta, Juanma Moreno, sigue esperando una reunión con Sánchez, solicitada hasta en tres ocasiones, para tratar, entre otros temas, los aranceles, el Brexit o la PAC, asuntos fundamentales para la supervivencia del campo”, el Gobierno de la Junta, “fruto de una interlocución directa con el sector, ha puesto a servicio de agricultores y ganaderos una línea de 750 millones de euros de ayudas, facilitado nuevos mecanismos de refinanciación de la deuda; desbloqueado ayudas, triplicado las ayudas a los jóvenes agricultores; ampliado la tarifa plana para autónomos en las zonas rurales; o la práctica supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, así como la reducción de los Impuestos sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, que facilitan el relevo generacional en la agricultura y la ganadería”.