• El parlamentario onubense Julio Díaz calcula que puede provocar la pérdida de 15.000 puestos de trabajo y recuerda que la consejería de Juan Marín ya ha previsto una subida del 5,5 % de la aportación de la Junta a este plan

El parlamentario onubense de Ciudadanos (Cs) y vicepresidente del Parlamento de Andalucía, Julio Díaz, ha exigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que “aumente, al menos en la misma proporción en la que ha incrementado el salario mínimo interprofesional (SMI), los recursos que el Gobierno aporta el PFEA” (Plan de Fomento del Empleo Agrario).

Díaz ha considerado que, si la aportación estatal al plan no se produce, “los ayuntamientos andaluces van a tener una mayor carga financiera en la gestión de la mano de obra que trabajan en las obras que se ejecutan gracias a este plan, y se pueden destruir unos 15.000 empleos en Andalucía”. “Los ayuntamientos, que soportan multitud de servicios con muy pocos recursos, se van a ver muy apretados para poder mantener el empleo y la lucha contra la despoblación en la España vaciada se va a hacer muy difícil”, ha apostillado.

El también portavoz de Cs en la provincia de Huelva ha recordado que “el PFEA arranca en el año 1997 con una filosofía muy clara: que los municipios de Andalucía puedan diseñar, planificar y ejecutar obras de infraestructuras básicas, creando empleo en el ámbito rural, generalmente con trabajadores eventuales agrarios”. “La financiación ha sido un elemento esencial en estos años”, ha añadido Díaz antes de subrayar que, en 2019, se invirtieron en Andalucía a través del PFEA 234 millones de euros, de los que el Gobierno aportó 161 millones y la Junta, 54,5 millones, “desbloqueando una congelación de estos fondos de siete años de gobierno socialista”, y 18 millones, las diputaciones.

Para 2020, según ha destacado Julio Díaz, la consejería naranja que gestiona Juan Marín, vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, “ya ha puesto sobre la mesa una subida del 5,5 % de su aportación para el PFEA”. “El Gobierno de la nación es el que debe ahora aumentarlo en la misma proporción para que nuestros municipios y ciudades no tengan esa carga financiera superior y no se destruya empleo”, ha concluido.

Finalmente, el vicepresidente del Parlamento ha añadido que “el Gobierno de la nación adeuda 537 millones a Andalucía por el IVA, además de los 127 millones de euros por los desajustes de las entregas a cuenta y los 4.000 millones de euros por la infrafinanciación”, por lo que ha reivindicado: “Andalucía necesita un nuevo sistema de financiación que sea justo y cuente a todos los andaluces y esto se debe abordar en el Consejo de Política Fiscal y Financiera”.