• El portavoz provincial de Ciudadanos exige que “pongan fechas y recursos para la ejecución de las infraestructuras que necesita la provincia”

El portavoz provincial de Ciudadanos (Cs) y vicepresidente del Parlamento de Andalucía, Julio Díaz, ha criticado que “el PSOE de Huelva diga que va a abanderar ahora las reivindicaciones de la provincia ante Sánchez. Esto no sólo es un insulto a la inteligencia de los onubenses, sino que, además, ya no se lo cree nadie”.

Díaz ha asegurado que “el PSOE va a coger la bandera, la va a doblar y guardar en un cajón” porque, ha señalado, “en estos momentos priorizan pervivir agarrados a los sillones”. “El PSOE de Huelva está arrodillado al sanchismo, como también lo está el susanismo y sumiso ante el gobierno del insomnio y se olvidará de las reivindicaciones de Huelva para salvar el sillón, mientras calla ante la agenda de Sánchez que, alimentada por los pactos con populistas, nacionalistas e independentistas, va a acentuar las diferencias entre españoles”, ha añadido.

El portavoz naranja ha exigido “a Ignacio Caraballo y al PSOE de Huelva que no cantinflee más y que proponga fechas y recursos, comprometidos por el Gobierno de la nación, para la ejecución de las demandas de Huelva”. En este sentido, Díaz ha recordado que “muchas de estas reivindicaciones históricas, determinantes para el desarrollo y la creación de empleo de la provincia, ya han sido rechazadas por sus socios de Gobierno, Unidas Podemos”, como el trasvase al Condado, el desdoblamiento del túnel de San Silvestre, el aeropuerto, el AVE, que se actúe en la Costa o el desdoblamiento de la N-435.

Para Díaz, “si algo ha hecho el PSOE en Andalucía y en Huelva, no ha sido trabajar por el interés general, sino por el interés partidista y partidario, durante 37 años, como demuestran los casos de corrupción, como la Faffe, los cursos de formación o los ERE, y por las dudas que hay en torno al caso Aljaraque, por el que ya le hemos pedido la dimisión a Caraballo. Todo responde a sostenerse en el poder y sostener las redes clientelares que lo sustentan”.

Frente a esta situación, el parlamentario onubense ha defendido “la maquinaria engrasada del Gobierno de Andalucía, que está corrigiendo los déficits dejados por el PSOE en la Junta, fortaleciendo los servicios públicos básicos y haciendo política centrada en el interés general, solucionando problemas y generando crecimiento económico”, y ha reclamado “un Gobierno estable y que saque adelante un presupuesto, cosa que no logró en la anterior legislatura con los que ahora son sus socios, y ver si le queda dinero después de hacer caja con los independentistas y nacionalistas para, por ejemplo, el Proyecto CEUS, porque la Junta ya tiene hecho su trabajo”.