• El portavoz provincial de Ciudadanos y la diputada provincial, María Ponce, han denunciado que “la Diputación de Huelva nuclea una red clientelar esencial para el PSOE en su estrategia electoral”

“Está claro que Ignacio Caraballo se ha leído el Manual de resistencia de Pedro Sánchez y está aferrado a su sillón, sabemos que no va a dimitir”. Con estas palabras, el portavoz provincial de Cs en Huelva, Julio Díaz, y la diputada provincial de la formación naranja, María Ponce, han vuelto a pedir a Susana Díaz que “coja los estatutos de su partido, del PSOE, que dicen muy claramente lo que tiene que hacer en el caso que incumbe al presidente de la Diputación y secretario del PSOE de Huelva, y lo aplique”, cesando a Caraballo.

Díaz ha explicado que “el PSOE está en clave electoral y no mira nada que no sea más allá de sus estrategias” y, en esto, “la Diputación de Huelva juega un papel fundamental”, ha señalado el portavoz naranja, en tanto que “nuclea una red clientelar esencial para el PSOE y en la que Ignacio Caraballo es vital”. Así, ha añadido, “Susana Díaz está fijando sus últimas esperanzas para seguir dirigiendo el PSOE andaluz y ser líder de la oposición a lo que pase en estas elecciones generales, tras lo que pasó en las andaluzas. Y están demostrando que no les importa el Código Ético de su partido, que es papel mojado”. Pero Díaz les ha advertido de que “se les ha acabado el tiempo y hay que respetar lo que deciden los jueces, lo que la Justicia determina”.

También María Ponce se ha pronunciado en este sentido, tras lamentar la foto de Susana Díaz con el secretario provincial del PSOE ayer en Valverde: “No sólo no lo cesan y no aplican el Código Ético, sino que presumen de personas que están imputadas y personas que están manchando las instituciones”. La diputada provincial de Cs ha aprovechado para recordar a Caraballo que, pese a que “una mudanza cuesta, debe entender que la Diputación no es su casa” y ha insistido en que los señores del PSOE están muy acostumbrados a pensar que las instituciones son suyas”, pero, ha subrayado: “La Diputación de Huelva es la casa de todos los onubenses”.

Finalmente, Julio Díaz ha afirmado que el PSOE hace años que no está ni se le espera en cuestiones de lucha contra la corrupción y de regeneración democrática” y lo ha contrastado con las acciones de Cs, “que no ha dejado de poner sobre la mesa en el Gobierno andaluz, a través de la consejería que dirige el vicepresidente naranja, Juan Marín, medidas de regeneración”. En concreto, el vicepresidente del Parlamento de Andalucía ha citado “la limitación de mandatos, la reforma de la Ley del Gobierno, la eliminación de los aforamientos, la transparencia de los Presupuestos Andaluces, cuyo nivel de ejecución se pude seguir al minuto; la Oficina contra el fraude y la corrupción y la protección del denunciante”, para concluir: “Somos un partido diametralmente distinto al PP y al PSOE”.